¿Estás sufriendo por el mal olor en tus pies? ¿Le molesta a las personas a tu alrededor? ¿Ni su perro se atreve a morder su zapato?

Loading...

He aquí algunas algunos métodos y consejos para deshacerse del mal olor de los pies.

1er método – Limpia tus pies

base

1 – Restriega bien tus pies. Por supuesto, un masaje rápido con agua y jabón en la ducha no es suficiente. Lo más importante es deshacerse de cualquier bacteria y células muertas de la piel de la cual las bacterias les gusta alimentarse. Se recomienda que al lavarse los pies, debe exfoliar toda la superficie con una toalla, cepillo, o cualquier otro mecanismo y sobre todo, usar jabón antibacterial. No se olvide de frotar bien entre los dedos.

2 – Seque bien sus pies. La humedad, ya sea agua o sudor, es lo que crea el ambiente de cultivo para las bacterias, tómese el tiempo para secar bien los pies y no descuidar el espacio entre los dedos.

3 – Utilizar desinfectante de manos. El desinfectante de mano puede matar los gérmenes en sus pies e inhibir el crecimiento de bacterias.

4 – Utilice antitranspirante. El mismo tipo de antitranspirante que se aplica debajo de los brazos también es posible utilizarlo para sus pies. Sólo asegúrese de usar uno diferente para cada área. Aplicar por las noches después de lavar y secar bien sus pies, luego, en la mañana póngase las medias (calcetines) y los zapatos como de costumbre. Esto ayudará a mantener los pies secos y frescos durante el día. No lo aplique al momento de salir que puede provocar que resbales o provoque deslizamientos en sus zapatos.

5 – Mantenga una mezcla de ½ botella de vinagre regular y medio de alcohol isopropílico. Aplique diariamente (usando un gotero) entre los dedos y la piel irritada de los pies. Ambos productos son inofensivos para la piel, pero el vinagre mata los hongos y el alcohol inhibe o mata las bacterias.

También pueden remojar sus pies en una solución de 1/2 botella de vinagre y  1/2 de agua como forma de evitar los malos olores. Puede agregar unas cucharadas de bicarbonato de sodio y unas gotas de aceite de tomillo.

6 – Frote sus pies con uno o más de los siguientes polvos:

  • Talco. Es un astringente, por lo que va a secar los pies.
  • Bicarbonato de sodio. Esto crea un ambiente alcalino libre de bacterias del medio ambiente.
  • Almidón de maíz. Esto ayuda a absorber el sudor.

2do método – Refresca Tu Calzado

1 – Use sandalias o zapatos abiertos. El uso de zapatos abiertos permite el flujo de aire en sus pies, manteniéndolos frescos y le impide producir mayor cantidad de sudor. Al sudar, este se evaporará rápidamente debido a la circulación del aire. Durante los meses de frío invierno, manténgase alejado de los zapatos de goma y/o plástico.

2 – Cambie sus medias o calcetines diariamente. Estos absorben el sudor cuando usted los usa, y se secan cuando se las quita. El usar un par de calcetines sucios, por segunda vez consecutivo, va a recalentar el sudor y lo llevara a un olor nauseabundo. Debe siempre usar calcetines al menos que estés usando zapatos abiertos.

Al lavar los calcetines, se recomienda doblar los mismos dejando el interior hacia afuera para que las escamas muertas de la piel sean arrancadas con más eficacia.

3 – Espolvorea ligeramente los zapatos y calcetines diariamente con bicarbonato de sodio. Siempre sacude el polvo del día anterior antes de espolvorear más. El bicarbonato de sodio absorbe la humedad y olores.

4 – Utilice clavos dulces para perfumar y refrescar los zapatos. Ponga los clavos dulce dentro de sus zapatos por un par de días (mientras no son necesario usarlos). El mal olor desaparecerá en unos días.

5 – Deje que sus zapatos se sequen completamente para evitar que las bacterias crezcan los mismos. Se necesita al menos 24 horas para que un zapato seque completamente. Se recomienda sacar las plantillas para ayudar al proceso de secado. Puede también poner periódico dentro de los zapatos mojados para que sequen durante la noche.

6 – Lave sus zapatos con regularidad. Muchos zapatos pueden ser lavados en la lavadora. Sólo asegúrese de que se sequen completamente antes de usarlos.

7 – Quítese los zapatos con frecuencia. Esto ayuda a los zapatos y los pies a permanecer más seco.

3er método – Uso de remedios caseros

1 – Añada dos cucharadas (1 onza) de blanqueador en un galón de agua tibia. Remoje sus pies en esta solución durante 5 a 10 minutos cada día durante una semana. Si considera que este remedio le seca mucho la piel, entonces puedes usar o aplicar  un poco de aceite de bebé.

2 – Hacer té para remojar. Remoje sus pies en el té 30 minutos al día durante una semana. El ácido tánico en el té mantendrá seca su piel.

3 – Utilice agua salada. Aplicar media taza de sal por cada litro de agua. Después del remojo, no enjuagar los pies y simplemente secar bien.

4 – Hacer una mezcla de bicarbonato de sodio. Aplique 1 cucharada de bicarbonato de sodio por cada litro de agua. Esto hace que la piel sea más alcalina lo cual detiene el crecimiento de bacterias.

5 – Mezclar vinagre en el agua. Esto hace que la piel sea más ácida. Añadir 1/2 taza de vinagre por cada litro de agua.

6 – Aplique talco de bebe o bicarbonato de sodio en sus zapatos y calcetines le ayudará a secar cualquier olor futuro.

Captura

  Precauciones

Olor de los pies es sólo eso – olor de los pies. Si hay algún otro síntoma, podría ser una enfermedad o infección. Visite de inmediato un médico. Tenga mucha precaución si hay pus, ampollas frecuentes, picazón o cualquier otro signo fuera de lo normal.

Nunca secar sus zapatos con un secador de pelo, un horno, o en la ventana trasera de un vehículo caliente. El calor excesivo ruinas cuero, afloja el pegamento y se derrite el plástico. Los zapatos deben ser secados lentamente y con cuidado para mantener la forma, la flexibilidad y la fuerza.

Talcos, un aditivo común en los polvos para los pies, puede causar daño pulmonar si se inhala a menudo. Agite el recipiente de polvo suave y directamente hacia sus zapatos.

Fuente: http://www.healthyfoodstyle.com/

Loading...

TE PODRIA INTERESAR