4 Aspectos de su salud que podría estar descuidando.

Loading...

En muchos momentos de nuestras vidas, cuando queremos conseguir una meta como bajar de peso o mejorar la salud, desarrollamos un plan para maximizar nuestra nutrición e inclusive hacemos un compromiso para empezar a ir al gimnasio.

El problema es que hay muchos otros aspectos en nuestra vida que pueden afectar directamente tanto a nuestro peso como a nuestra salud. El estilo de vida sedentario que llevamos y los alimentos inadecuados que consumimos, sin duda, juegan un papel importante en la obesidad y salud de nuestro cuerpo.

respira

A continuación los 4 aspectos que quizás descuidamos e influyen directamente en nuestra salud:

  1. El sueño, ¿Dormimos correctamente o lo necesario?

Este es posiblemente el aspecto más importante a trabajar primero. Una noche privada del sueño puede alterar nuestras hormonas y aumentar nuestra ingesta hasta 600 calorías sin, ni siquiera, notarlo.

Tras no dormir bien, sufren alteraciones las hormonas leptina y grelina, dando paso abierto a la obesidad.

Todas nuestras hormonas funcionan en un ritmo circadiano (conocido también como ritmo biológico) controlado por una parte de nuestro cerebro llamada núcleo supraquiasmático (NSQ). Nuestro ritmo circadiano es básicamente un ciclo de 24 horas para nuestras hormonas. Si no dormimos lo suficiente, nuestro cuerpo se confunde acerca de dónde estamos dentro de ese ciclo, por lo que, nuestros ritmos hormonales se vuelven totalmente disfuncionales.

El NSQ controla este ritmo de 24 horas, siguiendo el ciclo de luz y oscuridad. El NSQ sabe cuándo es de noche (cuando todas las luces están apagadas) entonces se alteran las hormonas en consecuencia. Sin embargo, si estamos frente a un exceso de luz artificial, que pueda confundir nuestra NSQ a pensar que es más temprano en el día y nuestras hormonas entonces cambien fuera de control.

Si nuestras hormonas no están sincronizadas, nos llevan a buscar antojos, los cuales (y en el mayor de los casos) son alimentos que no son ideales para nuestras metas.

Se recomienda apagar todas las luces de entre 30 a 60 minutos antes de irnos a la cama. Asegúrese de que está recibiendo de 7 a 9 horas de sueño en una habitación oscura. Esto le asegurará de que está recuperándose del agotamiento del día a día y le permite hacer un cambio en la ingesta de alimentos más saludables debido a la disminución del hambre y los antojos.

Anuncios
  1. Estrés, ¿lo estamos manejando de forma adecuada?

Muchas veces la gente dice que el ejercicio es su manejo del estrés. El ejercicio es importante para ayudarnos a deshacernos del estrés, pero también es un factor estresante en sí. Para equilibrar esto, tenemos que tomar parte activa en las actividades que reducen nuestros niveles de estrés.

En nuestro cuerpo necesitamos equilibrar entre el sistema nervioso simpático (restablecimiento de la energía corporal) y nuestro sistema nervioso parasimpático (nos calma y da confort). El ejercicio provoca una respuesta de nuestro sistema nervioso simpático, mientras que las actividades tales como la meditación consciente, respiración profunda, salir a caminar escuchando música relajante provoca una respuesta de nuestro sistema nervioso parasimpático.

Hay otras actividades que podemos realizar para relajarnos, como son, los baños de sales de magnesio por las noches. Estos también nos ayudan a recuperarnos después de ejercitarnos.

      3. Vitamina D, ¿la revisamos o mantenemos en los valores normales?

La vitamina D ayuda a prevenir la osteoporosis, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares así como también puede desempeñar un papel vital en la cantidad de alimentos que comemos. Es recomendable hacerse una prueba, por lo menos dos veces al año, para determinar el nivel de vitamina D en nuestro cuerpo y asegurarnos de mantener los valores entre 40 y 60 ng / ml.

      4. Relaciones sociales, ¿pasamos el tiempo suficiente con nuestras amistadas y familiares?

Esta es la última zona, pero ciertamente no menos importante para nuestra salud y bienestar. Las relaciones son tan importantes como otras opciones de estilo de vida. Es vital para nuestra salud pasar tiempo con la familia y amigos.

La razón de que las relaciones sociales pueden ser tan importante es debido a una hormona llamada oxitocina. La oxitocina puede jugar un papel regulador ya que es responsable de que amemos, seamos fieles, compasivos, amables, entre muchas más de sus funciones.

Es muy importante conocer esto al momento de iniciar un nuevo plan nutricional. Frecuentemente, las personas hacen cambios drásticos en su dieta que pueden llevar al aislamiento social. Asegúrese de explicar a sus amigos, familiares y compañeros de trabajo por qué usted está haciendo cambios y, pedir que sean de apoyo en su esfuerzo para mejorar su salud.

FUENTE

Anuncios

TE PODRIA INTERESAR

loading...